DATOS ESCALOFRIANTES DEL CALENTAMIENTO GLOBAL

Las predicciones de la OMM ahora sugieren alrededor de un 10% de probabilidad de que al menos un año entre 2020 y 2023 exceda temporalmente de 1,5°C.
El Ártico se recalienta a un ritmo dos veces más rápido que el promedio mundial.
En julio 2019 se alcanzaron 21 grados centígrados en Alert -la localidad habitada más septentrional del planeta, a menos de 900 km del Polo Norte, cuando la media máxima allí, es de 6,1º C, es decir hubo 15º C más.
Según algunas estimaciones entre el 30% y el 70% del permafrost puede descongelarse antes del 2100. Solo el 10% del carbono que se libere supone 150.000 millones de toneladas.
En todo el planeta, el permafrost alberga 1600 gigatones de carbono, casi el doble del que está presente en la atmósfera.
Se ha descubierto que el permafrost submarino del Ártico siberiano ya está perdiendo 14 centímetros por año, una merma superior al permafrost terrestre
También se liberan bacterias y virus de enfermedades ya desaparecidas.
El Servicio Geológico de Estados Unidos estima que hay un total de 1.656.000 toneladas de mercurio atrapado en el hielo polar y el permafrost, que está empezando a transferirse a la cadena alimenticia por efecto del descongelamiento.
Los científicos alertan que gran parte del Amazonas está camino de convertirse en sabana.
Si los incendios forestales continúan intensificándose en Siberia, Alaska, Canadá, África y especialmente en Amazonas, esto causará un aumento de temperatura promedio global, tendiente a 1,5º C y aumentará la proporción de CO2 libre en la atmósfera a 430 ppm.
Según los cálculos de ACNUR (la agencia de la ONU para los Refugiados), en los próximos 50 años entre 250 y 1.000 millones de personas se verán obligadas a abandonar sus hogares y trasladarse a otra región de su país o incluso a otro Estado si el ser humano no frena el cambio climático.
“Los desastres provocados por el clima en 2017 costaron a la economía mundial 320.000 millones de dólares y se perdieron alrededor de 10.000 vidas”, informó Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Debido a la subida del mar y pérdida de territorios, se calcula que para el 2100 habrá 2.000 millones de refugiados climáticos.
Entre 1998 y 2017, los países afectados por el cambio climático tuvieron pérdidas directas de 2,9 billones de dólares. Durante ese período fallecieron por desastres 1,3 millones de personas y unos 4400 millones fueron heridas, perdieron su hogar, tuvieron que desplazarse o necesitaron ayuda de emergencia.
Durante el Plioceno Climático Óptimo, con temperaturas medias globales hasta 4º C más altas que los niveles preindustriales, hace cuatro millones de años atrás, el nivel del mar era 23,5 metros más alto, habiendo colapsado las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida Occidental.
Hoy Groenlandia pierde unos 270 mil millones de toneladas de hielo al año, 70% por deshielo, 30% por masas de hielo que se desgajan y otro 30% por lluvias invernales localizadas en el sur, pero que están paulatinamente extendiéndose hacia el norte en la medida que la temperatura sube por lo que la incidencia porcentual aumentará.
Los hielos flotantes del Polo Norte acusaban en el período de mayor retroceso (setiembre) 8 millones de kilómetros cuadrados. Hoy ha pasado a contener 3-4 millones de kilómetros cuadrados y la mitad de espesor de hielo. Así el hielo estival se ha reducido a la cuarta parte del volumen que poseía en los años setenta del siglo pasado.
Cuando todo el hielo del Polo Norte desaparezca en verano, la superficie del mar podrá calentarse hasta los 7º C, y en la plataforma marina ese calor llegará al fondo marino derritiendo el permafrost submarino y a los hidratos de gas metano.
Entre los años 2014 y 2019 se registró el período de mayor temperatura de la historia.
La temperatura global aumentó 1,1ºC en todos los años transcurridos desde 1850 hasta ahora. Solo entre 2011 y 2015 aumentó 0,2ºC.
La cantidad de CO2 que ingresó a la atmósfera entre 2015 y 2019 aumentó en un 20% en comparación con los cinco años anteriores.
El incremento promedio de ascenso oceánico desde 1993 hasta ahora es de 3,2 mm por año. Sin embargo, de mayo de 2014 a 2019, la subida pasó a ser de 5 mm por año.
La cantidad de hielo derretido en la Antártica se incrementó al menos seis veces desde 1979.
En 2018 se registraron los valores de calor oceánico más altos de la historia.
En 2018, se emitió la cifra récord de CO2 de 37.000 toneladas
La concentración de CO2 en la atmósfera alcanza un récord de 415 ppm, por primera vez desde hace 3 millones de años, en abril 2019, el aumento es de 2,3 ppm por año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close